JACINT VERDAGUER I SANTALÓ: Documentos

Segundo testamento de Jacint Verdaguer i Santaló

Fecha: 1902, Junio, 3.

Referencia: AHPB, 1403/79: Ricard Permanyer i Ayats, Segunda parte del protocolo, 1902, abril, 1 – 1902, juny, 30, fol. 2.119r - 2.122r.

Palabras clave: Biblioteca, Jacinto Verdaguer, Vila Juana.

Contenido: Jacint Verdaguer i Santaló (1845-1902), presbítero, natural de Folgueroles, vecino de Barcelona, otorga testamento. Nombra albaceas a Josep Franquesa i Gomis, Francesc Mateu i Fornells, Ramon Miralles i Vilalta, Alfons Bonay i Carbó, Lluís Carles Viada i Lluch, Antoni Busquets i Punset i Manuel Farguell i de Magarola, a quienes encomienda las formalidades de su sepultura. Deja su biblioteca al Seminario Conciliar de Barcelona, a condición que pueda ser consultada públicamente y que no se venda ningún ejemplar, constituyendo una sección particular de la biblioteca general del Seminario. Instituye como herederos de confianza a los albaceas, quienes deberán seguir las instrucciones que les deja firmadas en relación a la gestión e inversión de sus bienes.

Contexto: Desde el 17 de mayo, el poeta había sido trasladado a la Vila Joana, en Vallvidrera, a raíz de la tuberculosis que sufría. La finca era propiedad de Ramon Miralles, alcalde de Sarrià y uno de los albaceas. Entre estos también encontramos a Manuel Farguell, diputado provincial, y a Lluís Carles Viada, editor de algunas de las últimas obras de Verdaguer. El notario que actuó, Ricard Permanyer, era el decano del entonces Colegio Territorial de Barcelona. El testamento sólo tuvo validez durante una semana, ya que el día 10 Verdaguer otorgó el definitivo, sin que ninguno de los albaceas coincidiese. Las tensiones y presiones entre la familia biológica del poeta y la familia Durán-Martínez, con quienes convivió el poeta sus últimos años de vida, explican los dos testamentos en tan poco tiempo.